Estilos

Durante la trayectoria histórica del ikebana, se han sucedido diferentes estilos a través de un proceso creativo que continúa hasta nuestros días. Cronológicamente, los estilos han seguido la siguiente evolución: Tatebana, Rikka, Nageire clásico, Chabana, Shoka, Nageire, Moribana y Jiyuka.
Los primeros arreglos florales, en los que las ramas y flores se colocaban en un florero alto y estrecho, de línea muy estricta, son llamados Tatebana, (flor de pie/vertical) que evolucionan hacia el estilo rikka.
Estilo Rikka
El significado podría traducirse como “Flor erguida”. Se considera el estilo más clásico y antiguo, constituye el núcleo del ikebana , del cual nacen los estilos posteriores. De gran porte y de estructura rígida. Se componían sobre pesadas vasijas de bronce, profusamente decoradas. En este estilo, los extremos de las ramas apuntaban hacia el cielo como indicación de la fe depositada en la divinidad. Los primeros arreglos eran extremadamente grandes, llegando a medir hasta 4 metros.
Muchas veces eran comparados con pequeños jardines pues eso es lo que reflejaban, un paisaje completo en miniatura. Comúnmente la figura principal en ellos, era la de una rama de pino que se erguía majestuosa sobre su entorno. Otras especies empleadas podían ser el cedro, el ciprés y hasta la caña de bambú. En un principio lo componían siete líneas, cada una de las cuales representaba una parte del Monte Meru (cosmología budista), posteriormente, se modificaron, pasando a ser de nueve o incluso once ramas. Con el paso del tiempo  sufre transformaciones y este tipo de Ikebana fue quedando obsoleto. La gente cambió su gusto a algo menos elaborado y más casual, pero aún dentro de los cánones de honrar a la naturaleza otorgándole la gran importancia que en sí misma tiene.
Estilo Chabana
Significa “flor de té” (cha que significa “té” junto con hana que significa “flor”). Generalmente se utilizaba un jarrón ancho de boca estrecha y su aspecto era muy natural, sin una forma concreta, pero parte esencial de la ambientación necesaria para la “ceremonia del té”. Sus arreglos son siempre realizados con flores de temporada.

Estilo Shoka y Shin-Shoka
El estilo shoka o seika ("flores cortadas"), se trata de un perfeccionamiento más sencillo del estilo Rikka llevado a cabo por el maestro Senjo Ikenobo . Se compone fundamentalmente de tres ramas componiendo un triángulo asimétrico.  El ideal del estilo shoka era transmitir la esencia de las plantas y de su línea natural de crecimiento, se caracteriza por el orden, presentando los elementos de sus composiciones de una manera natural, tal y como se manifiestan cuando están en libertad. En los manuscritos originales que introducen a este estilo se habla de: “arreglo fiel al carácter esencial de cada material”.
Se caracteriza por la colocación de la línea de los tallos que se presentan muy juntos, vistos de frente parecen un único tallo y de perfil forman una línea en abanico. El shin-shoka es una variante con mayor diversidad de materiales.
Se utilizan para este estilo, recipientes altos de base estrecha que se ensancha en la boca.

Estilo Nageire
Surge un estilo plásticamente más libre al que se lo conoce como “Nageire”, palabra que podría ser la transcripción de dos en nuestra lengua, “arrojar en” o “arrojar dentro”. Tiene su origen en el Chabana.
Mientras que en el estilo clásico, los tres grupos son sujetados estrechamente a un sostén sin que ninguna parte del arreglo toque el recipiente, en este se permite una libertad mucho mayor y las flores pueden descansar sobre el borde del mismo, lo que no era posible hasta ese momento. Y así es como vemos descansar sobre un lado alguna rama o tallo floral. Puede ser que se entrecrucen los distintos elementos y hasta que se corten o eliminen algunos componentes si ello beneficia al aspecto final del conjunto. Se valora más lo simple dentro de lo natural. El concepto fundamental está siempre resaltado: la belleza debe ser buscada sin recurrir a la artificialidad.
Teniendo como patrón a seguir una estructura triangular y una armonía cromática, el resto de la composición queda en manos de la espontaneidad de quien crea.
Este estilo se realiza en recipientes altos de boca estrecha, tipo jarrón, los tallos se colocan con habilidad contra la cara interior del recipiente aportando elegancia y levedad.
Estilo Moribana
Usado por el creador de la escuela Ohara, Unshin Ohara, el estilo Moribana rompe con las características de los estilos más antiguos, en respuesta de la occidentalización creciente del estilo de vida japonés, desmarcándose del resto al usar flores que eran importadas.
La palabra “moribana” sugiere materiales apilados o amontonados. Proviene de las palabras moru: "acumular", "juntar" y hana: "flor". Mantiene la estructura pero aporta mayor tridimensionalidad y volumen.  Se practica en recipientes planos llamados suiban o “cuencos de agua”, que no destacan por sí mismos pero que acompañan a la creación. De esta forma se consigue un arreglo que combina tanto con la decoración de un ambiente familiar como con la de un ambiente formal.
Con el moribana se extiende el uso de “kenzan” para sostener los tallos en una determinada posición, adoptado posteriormente por el resto de artistas.
Jiyuka o Estilo Libre
El "jiyuka" o ikebana de estilo libre, se desarrolló́ en Japón después de la Segunda Guerra Mundial y se ha establecido como una forma propia y nueva de ikebana. El estilo libre pone más énfasis en las expresiones propias de cada persona, a diferencia del ikebana tradicional, que estableció los modelos basados en las formas naturales de los materiales. Es un  estilo caracterizado por la libertad a la hora de crear las composiciones, dejando de lado las normas impuestas por las escuelas antiguas, dando rienda suelta a la imaginación, sin limitar en ningún aspecto.
El jiyuka es una experiencia estética propia en su conjunto, con indiferencia de los materiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario