Equipo

El equipo básico para empezar a practicar ikebana es sencillo, a pesar de que a continuación voy a enumerar algunos artículos de origen japonés más especializados, veréis que son fácilmente sustituibles con un poco de imaginación.

Hasami - Tijeras de Ikebana


Es la herramienta más importante.  Están diseñadas para cortar tallos de diversos grosores, y tienen distintas formas según la escuela que las utiliza, pero siempre se puede utilizar cualquier tijera de podar.  Elige una que se adapte a ti, no olvides limpiarla después de cada uso y secarla con un trapo para evitar que se oxide. Nunca las utilices para cortar alambre. Con el uso las hasami serán la prolongación de nuestras manos. Hasami significa "agarrar" o "sujetar" Tu energía personal o ki te dirigirá a ellas, incluso con los ojos cerrados.

Kenzan

La palabra kenzan significa  “montaña de sables ”. Es una base pesada de plomo con agujas afiladas de acero para pinchar las ramas y flores. Hay de diversos tamaños y formas, según la dimensión del trabajo que vamos a realizar. Contra más grande sea, mejor aguantará las ramas pesadas y te será más fácil el uso.

Shippo

Otro tipo de soporte para sujetar las ramas es el Shippo. Es adecuado para materiales pesados pero su uso requiere un poco más de destreza que el  kenzan.
También he visto en algún vídeo otros soportes en madera, con unas guías para colocar las ramas .
El enderezador o kenzan naoshi, es un pequeño instrumento formado por un cilindro metálico hueco que se utiliza para enderezar las púas del kenzan que del uso quedan dobladas. Va roscado y en su extremo contrario lleva una punta para limpiar las pequeñas ramitas que quedan insertadas en las filas del kenzan.
Además, se pueden utilizar otros elementos auxiliares según el arreglo que estamos realizando: alambres de distintos grosores, alicates de corte para el alambre, una pequeña sierra o cuchillo, cinta adhesiva, etc.

Recipientes

El recipiente es una parte muy importante del ikebana, forma parte del arreglo floral y debe combinarse con los materiales que vamos a utilizar. Debe estar en armonía pero no ser el punto central, no tiene que dominar el arreglo y ser lo primero que advierta nuestra mirada.  Lo mejor sería comenzar con formas y colores neutros que no desvirtúen el material floral.
La elección de materiales y formas es ilimitada, pueden estar hechos de distintos materiales, cristal, bronce, cerámica, bambú y hay unas preferencias para cada estilo.
  • El estilo Rikka empleaba tradicionalmente recipientes de bronce con ornamentos de elefantes o dragones y suelen ser altos , al menos de unos 30 cm.
  • Para el estilo Shoka se utilizan recipientes de cierto porte y boca simple.
  • El estilo Nageire utiliza jarrones más altos que anchos, como el material se apoya a veces en la cara interior del florero, si la boca se estrecha, crea mejor efecto en el arreglo.
  • Para Moribana se utilizan suiban, cuencos bajos y planos, el agua es un elemento más en la composición.
  • El estilo Jiyuka utiliza formas más caprichosas, pudiendo utilizar cualquier recipiente que encontremos interesante.




2 comentarios: